domingo, 29 de junio de 2014

Los Jardines Colgantes de Semíramis.






Los Jardines Colgantes de Semíramis ocupan por su antiguedad el tercer puesto de las Maravillas del Mundo Antiguo y son la segunda Maravilla de Babilonia. Que unos jardines puedan alcanzar este
rango parece sorprendente si se piensa en lo pasajero de su hermosura, en la rapidez con que las plantas se marchitan y en los intensos y cariñosos cuidados que se requieren para su mantenimiento. El nombre que reciben pertenece a una figura semilegendaria, lo más probable es que sea la reina madre Sammuramed, que vivió alrededor del 800 a.C. Pero será cuatro siglos más tarde cuando se citen dichos jardines, por lo que parece ser fueron edificados por un rey posterior. Flavio Josefo afirma que fue Nabucodonosor II, aunque no se ha encontrado ninguna inscripción que se los atribuya. Las fuente escrita más antigua que nos ubica el lugar es la obra "Pérsica" del médico real Ktesias y que es citada por Diodoro: " Junto a la fortaleza, subiéndose el agua desde el río". Estrabón escribe que "estaban situados contra corriente". Josefo y otros hablan del "palacio real" o de "arriba en la fortaleza". En su ubicación coinciden los cronistas del pasado como en las dimensiones, un cuadrilátero de 120 por 120 mt. Los arqueólogos  han buscado sus restos, siendo el pionero el alemán Robert Koldewey (1855-1925) que fue el que despertó el interés de esta bella joya de la jardinería. Después de descartar la residencia veraniega del rey la mayoría se ha decantado por la fortaleza meridional de Nabucodonosor, que se elevaba junto a la corriente del río. El remate occidental de la fortificación constituye una plataforma sobre el Eufrates, punto que cuadra con las descripciones antiguas. También hay un texto a la mayor gloria de Nabucodonosor que nos relata:" Para que no se formaran bancos de arena en el Eufrates, hice construir en el río una gran obra de fortificación de ladrillo. Sus cimientos los hice poner en el fondo del agua y su cima la hice elevarse como una montaña selvática". La expresión empleada
es digna de ser destacada; la fortificación no se construye alta como una torre, sino como una montaña selvática, imagen un tanto extraña en la urbe. Los cimientos de la fortificación se han excavado y su perímetro estaría formado por un cuadrado de 107 mt. de lado, lo que encaja con las estimaciones de las fuentes antiguas. Las habitaciones de la reina daban a una hermosa terraza ajardinada que bien podían ser la entrada a ese maravilloso vergel. Serían una construcción con terrazas escalonadas en declive que asemejaría una enorme y florida escalera, cada peldaño estaría recubierto por un piso de plomo e impermeabilizado en sus junturas con pez donde se colocaba el humus "para las raices de los grandes árboles" como explica Diodoro. El mismo autor prosigue: "Pero esto estaba perforado con pozos que se dirigían a la plataforma superior y que contaba con un mecanismo para el bombeo del agua, con lo que una gran cantidad de ésta era subida desde el río sin que nadie desde fuera pudiera ver como sucedía". Se trataba de un sistema elevador, de una especie de noria para regar la escalera de jardines que como un maravilloso oasis se elevaba sobre el árido desierto y sobre la Babilonia recalentada por el ardiente sol. Cuando el gran Alejandro ocupó la ciudad ya los habían dejado de existir, aunque se ignora los motivos de su desaparición.











































sábado, 28 de junio de 2014

Aristodemo el "Tembloroso".



En la cruenta batalla de las Termópilas no murieron los 300 bravos de Leónidas, sino 298. Hubieron dos supervivientes y nuestro protagonista fue uno de ellos. El y otro espartano llamado Éurito sufrieron una grave infección ocular que les impedía pelear y su rey les autorizó retirarse al pueblo cercano de Alpeno para tratarse de su dolencia.  Cuando el grueso del ejército confederado griego pasó por allí en retirada siguiendo las órdenes de Leónidas, los dos espartanos discutieron sobre si debían volver para morir con sus camaradas; aunque no pudieran ver, o si debían mantenerse fuera de la batalla como su líder les había ordenado. Éurito obligó a su ilota que le guiara hasta la batalla  pereciendo en ella mientras Aristodemo permaneció en Alpeno. El segundo superviviente se llamaba Pantitas y había sido enviado a Tesalia como mensajero y cuando volvió, el combate había acabado. En Esparta, Leónidas y sus 298 hombres fueron elevados a la categoría de héroes, Aristodemo y Pantitas sufrieron deshonra y humillación. No eran auténticos lacedemonios porque no murieron con sus compatriotas y se les consideró cobardes, el peor insulto para un espartano. Las lenguas viperinas hicieron el resto, se llegó a inventar que ambos habían sido enviados como mensajeros y que se habían retrasado a propósito para evitar la batalla.




Los hombres que habían rehusado luchar eran considerados "tresantes"; que significaba "tembloroso" y eran despreciados pues constituían el polo opuesto del ideal hoplita. Se les obligaba a identificarse con parches de color en sus capas carmesí. Todos los Iguales los evitaban y hasta sus compañeros de sisition (camaradas de barracón) se negaban a hablarles. No podían tener cargos públicos ni ganar pleitos por insultos e injurias. Se les negaba el poder llegar a acuerdos legales con otros espartanos y mucho menos a aspirar al matrimonio. Aristodemo sufría por el futuro de su prole, pues nadie querría desposar a sus hijas con los descendientes de un "tembloroso". Pantitas no soportó la humillación y se ahorcó. El otro encajó la verguenza y espero el momento de limpiar su nombre.




La oportunidad que ansiaba le llegó al año siguiente. Los éforos intentaron reunir el ejército más numeroso posible para marchar con el regente Pausanias a Platea. Se reclutó a todos los ciudadanos por debajo de los 40 años, dejando a los más viejos en Esparta en caso de una rebelión mesenia. A pesar de las acusaciones y el rechazo, fue llamado y marchó con su lochos (formación de 1000 hombres) al enfrentamiento contra los medos. Los hombres aún le volvían la espalda; su único compañero era su sirviente ilota, que le cocinaba y cargaba con su equipo. Mientras se aproximaba al campamento persa; en las llanuras de Beocia sólo una idea ocupaba su mente, demostrar que no era un cobarde sino un auténtico espartano. Un acto de valentía le permitiría recuperar su honor y no le importaba morir en él, lo hacía por el bien de su familia.





Pausanias situó su ejército en las colinas frente a Platea, pero los ataques de la caballería le forzaron a una retirada nocturna. El ala derecha compuesta por espartanos y tegeos se retrasó y los orientales les interceptaron al amanecer. Los persas hicieron un muro de escudos de mimbre a tiro de arco y lanzaron sin cesar una lluvia de flechas sobre las  filas espartanas. Aguantaron bien los lacedemonios frente a ellos esperando la orden para cargar. Pausanias esperaba los refuerzos del grueso del ejército, pero éste combatía ya al otro extremo del campo de la batalla. Según Herodoto, antes de cargar, el general y sus adivinos necesitaban encontrar presagios favorables en las vísceras de cabras sacrificadas, pero no las encontraban. Los guerreros se impacientaban mientras Pausanias hacía un sacrificio tras otro, los augures sólo daban malas señales.





Un hombre no pudo esperar más y rompió la línea de su lochos, cargando contra los persas. A su izquierda los intrépidos tegeos se lanzaron hacia delante y Pausanias tuvo que ordenar cargar a los espartanos. Al final de la batalla, el ala derecha que se había quedado aislada había derrotado al enemigo. Allí quedó muerto el comandante persa Mardonio y con su gesta dieron la victoria a los helenos. El valiente que cargó en solitario y había arrastrado a todos los demás fue Aristodemo. Murió en el combate, pero antes de caer se llevó a numerosos enemigos por delante. Herodoto afirma que Aristodemo fue el más valiente ese día; pero claro, él era de Halicarnaso. Sus conciudadanos se negaron a rendirle honores pues había vuelto a desobedecer, impelido ahora por su necesidad a morir y al romper la unidad de su lochos, puso en peligro a la formación. Había fracasado en la obediencia y la disciplina y  pese a su valerosa gesta, su tumba y la de sus sucesores no fueron señaladas para el recuerdo de las generaciones futuras. Gracias al padre de la historia Herodoto, nuestro protagonista alcanzó la fama imperecedera que tanto anhelaba.












Humor. Mi "Equipo A" Anti Zombi.


martes, 24 de junio de 2014

El Misterioso Reino del Preste Juan.



Se dice que el misterioso presbítero Johannes, conocido como preste Juan, envió una carta al emperador bizantino Manuel Comnemus en el 1165. Le informaba que su reino se extendía desde las ruinas de Babilonia hasta más allá de la India. Allí vivían elefantes, dromedarios, hombres con cuernos, sátiros, gigantes, centauros y la legendaria ave Fénix. Tenía en sus dominios una fuente de la eterna juventud y quién bebiera tres veces de ella tendría siempre treinta años. Gobernaba su vasto imperio gracias a un espejo mágico con el que veía todo lo que ocurría en sus dominios. Su ejército lo dirigían catorce portadores que tenían cruces engastadas en joyas y mandaban sobre 10.000 jinetes y 100.000 hombres de infantería.
Otto de Freisingen. Obra de Hans Part.
La primera mención aparece en una crónica histórica que abarcaba hasta 1156, recopilada por Otto de Freisingen. En ella se nos relata que en 1145 el obispo Hugh de Gebal (actual Jubail, Líbano) visitó al papa y le habló sobre cierto rey y sacerdote llamado Juan, vivía en el Lejano Oriente y era descendiente de uno de
los Magos; los tres sabios que visitaron a Jesús recién nacido en Belén. Este rey y su pueblo eran cristianos, he intentaron liberar unos años antes Jerusalén y liberarla de los infieles, pero tras derrotar a medos y persas los detuvo el río Tigris.
Los rumores que circularon acerca del preste Juan durante la época de las Cruzadas, hicieron que el papa Alejandro III buscara una alianza con este mítico reino y el 27 de septiembre del 1177 le escribió una misiva que entregó a su médico Philip para que se la entregara a tan magno soberano. El portador de la carta nunca regresó; era una misión imposible ya que nadie conocía realmente su ubicación. Parte del origen de los rumores se encontraba en los relatos que llegaban de Oriente de boca de los viajeros, así como en las
El papa Alejandro III.
tradiciones de los cristianos nestorianos: una secta hereje que a partir del año 428 se extendió desde Constantinopla hasta China. Los nestorianos de Tartaria recordaban a un caudillo llamado "rey Juan", de quién se decía "diez veces más de lo que era verdad". El célebre viajero veneciano Marco Polo sugirió que Gengis Kan pudo haber matado o capturado a Juan a principios del s. XIV, sin embargo esta versión no destruyó la fe en los cristianos occidentales en el gobernante eterno ni en la existencia de su maravilloso reino, simplemente lo reubicaron en Etiopía, zona cristiana desde el s. IV.






El preste Juan. Atlas de la reina María I de Inglaterra.Año 1558.
 *El nombre de preste proviene del apócope de presbítero.









Feliz Noche de San Juan.


sábado, 21 de junio de 2014

Demonios.



Prosigo con este compendio de seres sulfurosos que prometo por Crom; que vive en las montañas, reuniré en uno solo cuando esté finalizado. Mientras tanto disfruten de estas perlas del infierno.

Asmodeo.
Es un demonio destructor, poderosísimo y según algunos textos la serpiente que sedujo a Eva. Esta representado con tres cabezas, la primera de toro, la segunda de hombre y la tercera de carnero. Tiene cola de serpiente y pies de oca. Cabalga un dragón, que lleva en la mano una lanza y un estandarte en la otra, además vomita llamas. Cuando se le exorciza, hay que mantenerse firmemente en pie y llamarlo por su nombre. Regala a sus protegidos anillos mágicos y enseña el secreto de la invisivilidad. Conoce también la ubicación de tesoros y se le puede obligar a revelarlos. Difunde horrores y disipación, tiene a su mando setenta y dos legiones.

Astartot.
Se presenta a caballo de un dragón horripilante. Su figura es de ángel pero con un maquiavélico semblante y blande una víbora a modo de cetro. Tiene el grado de gran duque y quien lo evoca debe estar atento a no dejar que se acerque demasiado a causa de su insoportable olor. Astartot es el demonio que figura en los casos de muchos poseídos. Hay que evocarlo en miércoles para procurarse la amistad de los poderosos, para conocer los temas más ocultos o para aprender las artes
liberales. Manda sobre cuarenta legiones.

Azazel.
Demonio de segundo orden pero es el primer alérez de las armadas infernales. En el Libro de Enoch se le pone a la cabeza de los ángeles que corrompieron a las hijas de Lot, uniéndose carnalmente con ellas. Se le representa como rey de los ángeles caídos.

Bael.
En algunos textos se le sitúa a la cabeza de la jerarquía infernal. Tiene tres testas  una de hombre, otra de rana y la tercera de gato. Manda sesenta legiones, hace sutiles, astutos a aquellos que se encomiendan a él. Tiene el poder de conceder el don de la invisibilidad.

Belfegor.
Era adorado por los Moabitas sobre el monte Fegor. Demonio de los descubrimientos y de las invenciones. A menudo toma el aspecto de una jóven y distribuye riquezas entre sus protegidos.

Belial.
Adorado por los sidonios, es considerado el más perverso y disoluto de los habitantes del infierno de donde es uno de los reyes. Fue creado después de Lucifer y fue uno de los promotores de la revuelta contra Dios. Se presenta como un hermosísimo ángel sobre un carro de fuego. Manda sobre ochenta legiones de espírirus inferiores y fue exorcizado por el rey Salomón que lo encerró en una botella. Conoce el futuro y se le evoca para este fin.


Belcebú.
Uno de los regentes del imperio infernal y su nombre significa " Príncipe de las Moscas". Tiene un aspecto imponente, grande como una torre y se le representa en forma de serpiente o de mujer. En la "Clavícula de Salomón" se nos cuenta que aparecía bajo las formas de enorme becerro, de chivo de rabo largo o más comunmente en forma de mosca de enormes dimensiones.










                                                                                     Continuará...................















viernes, 20 de junio de 2014

Daffodil.Noveno Arte.





No, este viejo lampyr no se va a dedicar a la botánica ni a hablarles de esa bella flor amarilla conocida por este nombre,  sino de una bella vampiresa pelirroja llamada Daffodil. Trabaja para el parlamento de los vampiros; que está formado por siete señores y que se encarga de perseguir a los chupa sangres  descarriados. Nuestra bella hija de la noche siempre está acompañada  por otras dos lindas revivientes: la alegre Globulina (ojos saltones rojos y pelo gris) que siempre está sedienta de sangre y la pensativa Aquiles (cabello malva y de mirada rasgada). Nuestro trío de heroínas tendrá que enfrentarse a temibles rivales como el renegado parlamentario Nosferatu, que junto a los lacayos de su condado ha atacado la ciudad de Addio- Colonnello (interesante la llegada del bajel a la ciudad al puro estilo Drácula). Allí tendrán que moverse por góticas callejuelas y lúgubres alcantarillas; lugar donde los disidentes han fijado su oscura guarida. Pero no todo el peligro viene desde sus congéneres, en la urbe gobierna un corrupto jefe de policía de nombre Jerk, un siniestro tipo que ansía la inmortalidad y que para conseguirlo ha sustituido partes de su cuerpo por ingenios mecánicos.
Acabada esta misión tendrán que vérselas con el conde Berlusk, un vampiro temible que se ha saltado las normas y siembra el terror desde su tétrico
castillo. Nuestras protagonistas cambiaran las calles de la ciudad por los oscuros bosques y los pasadizos de una oscura fortaleza.
Los autores de esta excelente obra del Noveno arte lo forman un tandem de tres
artistas. Al guión encontramos a Frédéric Brrémaud, un verdadero todo terreno que ha tocado los más variados géneros que van desde el humor a la fantasía heróica, pasando por el western. Entre sus obras más relevantes encontramos: Alienor, Robin Hood, Les Légions de Fer, Sexy gun y Banana Fight, realizadas para editoriales como Paquet Y Soleil.
A los lápices el sorprendente Giovanni Rigano, que lleva en esto desde el 2001 cuando empezo a dibujar para Disney Italia, editorial para la que realizó historietas como Paperinik, para la revista Topolino, así como ilustraciones para historias de Lilo y Stich y Monster Allergy. Con Daffodil rompe con su pasado y triunfa en el  difícil mercado Francófono. Me encantan sus sinuosas no muertas de estética neogótica y de rasgos felinos que difieren mucho de sus congéneres, de rostros oscuros y animalescos. Los humanos tienen rostros y visten ropas que me recuerdan vagamente la estética de Windsor Mac Cay y su inmortal Little Nemo. Las armas, tanques y demás artilugios parecen dibujados por el mismo Moebius y para mí, ese es un punto a su favor, un dibujante que ha sabido conjuntar estilos europeos y que intenta rehuir de la viñeta americana (uso abusivo de planos cortos de medio cuerpo).
Paolo Lamanna se encarga de ilustrar esta agradable novela gráfica, por fin un artista, estoy harto de las viñetas brillantes coloreadas por ordenador. A trabajado para Marvel y para la editorial francesa Soleil, para la que ha coloreado trabajos como Monster Allergy, Alineor, Sky Doll y la aquí reseñada. Además trabaja como dibujante de storyboards para varias agencias de publicidad y para Disney Italia donde colabora para la revista W.I.T.C.H.
En fin, una obra que recomiendo posean en sus tétricas y polvorientas librerias.













martes, 17 de junio de 2014

Teotihuacan. La Morada de los Dioses.



En su apogeo en el 600 d.C, la mayor metrópoli de América abarcaba 20 Km. cuadrados, tenía una población de 150.000 habitantes y era la sexta ciudad en extensión del mundo. Siglos después, cuando los aztecas encontraron la urbe abandonada se impresionaron tanto que la llamaron Teotihuacan: "lugar donde se hacen los dioses". El lugar, situado a unos 50 km.  de la actual ciudad de México ya estaba constituido en en el s. II a.C. Una cueva ritual ubicada aquí se consideraba el lugar donde nacieron tanto la humanidad como el tiempo. Es muy significativo que su entrada estaba alineada con un punto al occidente del
horizonte por donde el Sol se oculta el 12 de agosto y el 29 de abril. Estas fechas, separadas por un recuento de 260 y 105 días (que suman 365 días), reflejan el antiguo sistema mesoamericano, que entremezclaba un calendario ritual de 260 días y uno stándar de 365 días en un periodo de 52 años: pasaban 52 años de 365 días antes de que se repitiera una combinación de fechas. La misma posición del horizonte es el punto donde se ocultan las Pléyades, la constelación que hace su primera aparición anual el primero de dos días cada año que el sol de mediodía pasa directamente sobre la ciudad de Teotihuacan. Alrededor del año 100 d.C se construyó una avenida de 800 mt. de largo en el costado norte de la entrada a la cueva ( línea imaginaria que va del ojo de un observador a la cueva) y alineada perfectamente con la hendidura de la montaña sagrada, hoy conocida como Cerro Gordo. La Calzada de los Muertos( así la llamaban los aztecas) estaba flanqueada por templos y terminaba en la Pirámida de la Luna. Más tarde se construyó sobre la cueva la primera versión de la Pirámide del Sol, de 63 mt. de altura y se centró en la misma línea de visión. Entre el 150 y el 225 d.C, la avenida se extendió hacia el sur hasta un nuevo centro donde se edificaron dos complejos: el Gran Conjunto y la Ciudadela. Las avenidas este y oeste, paralelas al eje de visión de la cueva se cruzan aquí. Este era el cruce de caminos cósmico, es decir, el centro sagrado u "omphalos" teotihuacano.
El Templo de la Serpiente Emplumada se levantó dentro de la Ciudadela y se sacrificaron cerca de 200 personas en la ceremonia inagural. El fin de Teotihuacan es un misterio tan grande como su fundación. Hacia el 700 d.C los templos fueron metódicamente destruidos con fuego; cuándo y por quién, no se sabe de forma exacta y esta gran orbe sigue siendo aún un gran misterio para los historiadores.





























Humor.


lunes, 16 de junio de 2014

Un Gallo Juzgado.


Cada vez que un año acaba en cuatro, la gallina zombi que tengo por los selváticos jardines del antro se pone apesadumbrada y de luto en recuerdo de su marido. Ocurrió en el año 1474 en la ciudad suiza de Basilea y allí se sometió a juicio a su marido acusado de brujería. Fue condenado y formalmente quemado en la hoguera, incluso con su huevo. El fiscal afirmó rotundamente que los huevos de dicha ave eran muy apreciados por los magos debido a sus propiedades mágicas y que el gallo era un instrumento de Satán; pues era el agente que producía el maligno basilisco (criatura venenosa mitad víbora, mitad gallo). La defensa admitió los cargos, pero argumentó que poner un huevo era un acto involuntario y por lo tanto no violaba ninguna ley. El fiscal contraatacó con el relato bíblico del cerdo de Gadarne que había sido poseido por los demonios y el pobre gallo ya no tuvo salvación por suponerse que estaba igualmente poseído. Los huevos de gallo son tan escasos como los dientes de la gallina pero los científicos modernos opinan que debió de ser una gallina que a causa de la edad o de la enfermedad había desarrollado las características y plumajes de un macho. Este cambio de sexo es raro, pero está bien documentado respecto a las gallináceas domésticas y salvajes. La práctica de enjuiciar animales comenzó en 1266 y el reo fue un cerdo juzgado en Fontenay-aux-Rox. A veces, los sacerdotes ejecutaban exorcismos para expulsar a miembros non gratos del reino animal como moscas y pulgas. Los juicios a animales aumentaron a partir del s.XV, coincidieron con la persecución de las brujas y reflejaban la creencia de que tanto los animales; el gato negro estuvo a punto de desaparecer de Europa, como las mujeres eran demoníacos cuando no se podían entender sus acciones. Prometo que seguiré indagando sobre el tema, ahora tengo que ver a mi vecino el barón Samedi para saber como lleva la zombificación de un gallo ,estoy harto de aguantar los lamentos cacareantes de la vieja gallina zombi.









viernes, 13 de junio de 2014

El Mausoleo de Halicarnaso.


Busto de Mausolo.
La sexta Maravilla del Mundo era la tumba del rey cario Mausolo (?-353 a.C) en Halicarnaso, situada al sur de Efeso, en el extremo sudoccidental de Asia Menor. Mausolo fue un hombre extraordinario, de gran talento y grandiosos sueños, dotado de una exuberante fantasía, aunque con un sentido realista de las circunstancias; Caria era un pequeño estado, una satrapía persa y por lo tanto  su estatus era el de virrey del gran rey de Persia. Tenía consciencia de lo limitado de sus posibilidades a pesar de su talento y sus riquezas. Sabía de su modesto papel en el campo de la política y  que tampoco iba a encontrar la gloria en el campo de batalla. Tenía una gran admiración por la cultura griega y de sus filósofos y veía como su breve vida se perdía en el rápido curso del tiempo. Se resistía a este fatal destino y soñaba con  dejar algo que fuera perdurable y que pudiera inmortalizar su nombre. La gloria póstuma significaba mucho para los griegos, ya que para los seguidores de la filosofía griega la muerte era el fin de todo y él renunciaba a hundirse en el reino de las sombras de Hades. La gloria póstuma suponía la conquista de un poco de inmortalidad y querer alcanzarla no significaba inmodestia ante los ojos de los dioses sino que se consideraba un noble afán, propio de los seres conscientes de lo fugaz de las cosas humanas.
Mausolo y  Artemisa. Atribuido a Scopas.
Concibió un gran proyecto, un panteón que perpetuara su nombre através de los siglos y que lo ensalzara como rey constructor. Era lo bastante orgulloso y sensato como para no copiar y tenía que ser un templo funerario griego que superara a todos los de su tiempo por la armonía de sus medidas y por su situación geográfica. Empezó su proyecto a la muerte de su padre al que se le hicieron honras fúnebres propias de un dios, pues los reyes de Caria descendían de Helios, el dios Sol. Se casó con su hermana mayor Artemisa; lo que significaba una ventaja desde el punto de vista patrimonial y divino, un matrimonio entre descendientes de dioses; aunque cuentan las leyendas que ambos estaban unidos por un amor apasionado. Trasladó la corte de Mylase a Halicarnaso, que estaba junto al mar y por las posibilidades que ofrecía para la construcción de una nueva ciudad. La nueva Halicarnaso rodearía la doble bahía como las gradas de un teatro y sus habitantes contemplarían a sus pies la entrada y salida de los barcos, que admirarían la riqueza de su soberano y la suya propia. Cualquiera que llegara desde el mar quedaría impresionado ante las nuevas edificaciones escalonadas en gradas y ante los soberbios templos y palacios. Como centro y elevado sobre una plataforma se levantaría el panteón del rey; un grandioso templo de estilo griego. Convocó un concurso en el que invitaba a todos los artistas del ámbito cultural griego, siendo los escultores y arquitectos Satiros y Piteos los ganadores. Los dos escribieron un tratado sobre la obra que lamentablemente desapareció, sin embargo, numerosos detalles de este escrito fueron recogidos en la literatura clásica y son numerosas las descripciones del panteón que han llegado hasta nosotros: Plinio, Cicerón, Luciano, Diógenes Laercio, Pausanias....
Caballo de la cuádriga.
El arqueólogo alemán Fritz Krischen en los años veinte del siglo pasado intentó reconstruirlo tal como debió ser en su día. Del gran foso excavado en la roca de 40 por 33 metros surgía en primer lugar una plataforma escalonada, que servía de base y sobre la que se erguía un enorme macizo prismático. El panteón coronaba todo lo anterior a 22 metros de altura por encima de la base rocosa. El centro del templo, la cella estaba rodeado por cuarenta bellas columnas. El tejado, a 13 metros por encima del armazón de piedra, estaba formado por una achatada pirámide escalonada de 24 peldaños que no terminaba en punta, sino que, 9 metros más arriba, acababa en una plataforma sobre la que aparecía una cuádriga de mármol de 5 metros de altura. El rey empuñaba las riendas del cuádruple tiro del carro de guerra, dotado de un solo eje; como hijo de Helios, se dirigía al cielo en un carro del Sol. El monumento tenía una altura según Plinio de unos 140 pies jónicos, unos 49 metros. En los relieves de mármol que rodeaban el zócalo y la base del tejado estaban representadas; como puede verse en los fragmentos que se conservan, animadas escenas: luchas con amazonas y centauros, competiciones y carreras de carros. El gran Praxíteles debió haber colaborado aquí también, como ya lo había hecho en Efeso, atribuyéndosele la parte sur y Piteos es citado como el autor de la cuádriga. De la distribución del interior del templo no se tiene noticia fideligna, pero probablemente el fastuoso sarcófago, rodeado de magníficas esculturas, estaría situado en el centro de la cella.

Sarcófago de Mausolo.
El monarca no vio la terminación de su obra. Su reinado duró sólo 24 años y no dejó descendencia. Pero la fiel Artemisa hizo continuar la obra durante los dos años que vivió más que su hermano. El trabajo se hubiera suspendido, pero los artistas implicados hicieron cuestión de honor el llevar a término la misión que se les había encomendado terminándose al fin  a instancias de Alejandro Magno. La destrucción de tan bello edificio se debió a los numerosos terremotos que asolaron Halicarnaso desde el s. XIII, dos siglos más tarde los caballeros de San Juan utilizaron para la defensa del lugar utilizaron las piedras caídas para fortalecer sus defensa y las columnas como balas de piedra destinadas a las catapultas. Pero aunque la Sexta Maravilla del Mundo haya desaparecido hace largo tiempo, aún existe como nombre y como concepto. Es Pausanias el que nos explica la admiración que despertó entre los romanos, que a partir de entonces llamaron mausoleos a todos los grandes panteones y así hasta nuestros días.

























jueves, 12 de junio de 2014

El Mago Michael Scot.

El actor Peter Mullan, caracterizado como Michael Scot.


Michael Scot fue el erudito más sobresaliente de la Europa del S XII, un hombre sabio que dominaba el latín, el griego, el árabe y el hebreo. Su reputación era tal, que años después de su muerte le valieron el título de mago. Como buen personaje enigmático que se precie, no se sabe cuando ni dónde nació, pero tal vez vivió entre el 1175 y 1232 y pasó gran parte de su vida en la Europa continental. Viajó por París, Bolonia y Toledo, donde conoció las obras en árabe de Aristóteles y los originales de Avicenas y Averroes. Después sirvió al Emperador Federico II como médico,filósofo y astrólogo. Aunque dominaba la magia, la condenó en sus escritos. Su mayor interés se centraba en la astrología y el árabe, que ayudó a conocer en el mundo occidental. Las leyendas populares hablan sobre sus proezas mágicas. Decían que en el sur de Escocia había partido en tres las colinas Eildon y en Inglaterra afirmaban que la gran calzada romana conocida como Watling Street se describía como "la Calzada de Michael Scot" y supuestamente había sido construida por él y el demonio en una sola noche. También se creía que separaba magicamente los ríos; casi nada. La leyenda Cumbriana dice que se retiro a la abadía de Home Cultram, en Cumbria, Inglaterra. Se rumoreaba que los abades construyeron el cercano castillo de Wolsty en el s. XVI para proteger sus obras secretas que incluían libros y escritos. A los visitantes del castillo les mostraban lo que según decían era uno de los libros de sir Michael, estaba colgado de una clavija de hierro en el castillo y nadie se había atrevido a leerlo. Algunos decían que había murto en Cumbría; otros aseguraban que en el extranjero y que lo llevaron a su país para enterrarlo en la abadía de Melrose, Escocia. Cuentan que predijo su propia muerte, causada por una piedra al caer y siempre usaba un sombrero de acero como precaución. Por desgracia cuando asistía a misa en Italia, se quitó su singular tocado y una piedra pequeña que se desprendió del techo, cayó sobre su cabeza matándolo. Su singular figura a inspirado a numerosos autores que lo han incluido en sus obras como Dante, Boccacio y Walter Scott entre otros. Les dejo ahora con una lista de sus obras y yo voy a ojear un libro que mi primo Elías robó hace tiempo de un viejo y destartalado castillo. Me dijo que estaba colgado de una clavija, les suena de algo.




  • Spherae Súper Auctorem, impresa en Bolonia en 1495 y en Venecia en 1631
  • De Sole et luna, impresa en Estrasburgo (1622), en el chimicum Theatrum, y con un contenido de alquimia que la astronomía , el sol y la luna apareciendo como las imágenes de oro y plata
  • De Chiromantia, un opúsculo publicado con frecuencia en el siglo 15
  • De physiognomia et de hominis procreatione, que vio no menos de dieciocho ediciones entre 1477 y 1660. Es un ejemplo temprano de la psicología.



Abadía del Melrose, donde se dice que reposan los restos del mago.